Nace en el 2011, con el objetivo de contribuir con la autosuficiencia de la caficultura dominica, a través del cultivo de plantaciones de café resistentes a la roya, específicamente de las especies más importantes a nivel mundial: Arábica y Robusta. Sus frutos son cosechados en fincas radicadas en Hato Mayor y Rancho Arriba, destacadas por sus amplias extensiones de terreno que las convierten en las más grandes del Caribe y en importantes pulmones ecológicos, con una amplitud de:

  • 17,400 tareas en Hato Mayor
  • 7,500 tareas en Montenegro
  • 6,000 tareas en Finca Agroforestal, Cuenca Suardí
  • 4,000 tareas en Rancho Arriba

Estas fincas están dotadas de instalaciones para el proceso de Beneficio Húmedo y Seco del café, donde el fruto recolectado pasa por diferentes fases:

  1. Es lavado con agua y maquinaria de última generación, con el objetivo de preservar su calidad y buena apariencia.
  2. Para a ser despulpado extrayéndose el grano para proceder a su fermentación.
  3. Nuevamente es lavado, siendo posteriormente escurrido.
  4. Finalmente, se procede a su secado hasta obtener un 12% de humedad, empleando máquinas secadoras o tendales, estos últimos permiten aprovechar la fuente de energía natural.

En sus esfuerzos por ampliar el cultivo de café en el país, se desarrollaron viveros de producción de plantas de café, con una capacidad instalada de 12 a 15 millones de plantas al año.

Filosofía de Gestión Sostenible
Todos nuestros procesos de producción están regidos por la Certificación UTZ. programa internacional que valida la correcta implementación de prácticas agrícolas sostenibles, así como el manejo respetuoso de nuestras fincas y equipo humano. Respetando las comunidades y el planeta.